Cómo colgar un cuadro sin hacer agujeros

Colgar cuadros sin hacer agujeros en la pared es posible gracias al set de accesorios que incluimos en nuestros kits de pintura por números. Si quieres descubrir como colgar tus cuadros de forma fácil y rápida sin necesidad de taladrar nada, esta es la guía definitiva.

 

I. Material que vas a necesitar:

1. Lápiz

2. Regla o Metro

3. Atornillador

4. Martillo

¡Eso es todo! Como os prometimos, no necesitarás taladro ni hacer agujeros con nuestro kit. Si no tienes ninguna herramienta en casa al final de la guía os damos varias soluciones.

 

II. Prepara tu cuadro para colgarlo en la pared

Nuestros kits están compuestos por varios componentes que los hacen únicos y completos, entre ellos los accesorios para colgar el cuadro. Los encontrarás en la bolsita de plástico que contiene también los cuatro pinceles con la base de madera rosa.

¿Los has encontrado? Exactamente, son esas 4 piezas, dos tornillos pequeñitos y dos piezas de metal con un agujero en el medio que abrazan un triángulo (Hembrillas). Y ahora que los tienes identificados... ¡Nos ponemos manos a la obra!

 

PASO 1 - Marcar con lápiz la parte trasera del cuadro

Marca dos puntitos a lápiz en la parte trasera del cuadro de forma que queden bien simétricos en la parte superior de los dos laterales del bastidor de madera.

Recomendamos hacerlos a unos 10cm del borde superior del cuadro y en los largueros laterales del bastidor, no en el larguero superior, pues así conseguimos mayor solidez y evitaremos que el larguero superior sufra a causa del peso.

 

PASO 2 - Atornillar las hembrillas al cuadro

Para atornillar las dos piezas al cuadro simplemente pasa el tornillo por el agujero de las hembrillas y enróscalo con cuidado al bastidor del lienzo. Ayúdate de los dos puntitos que has marcado a lápiz para atornillar las dos piezas lo más centradas posible.

 

PASO 3 - La altura perfecta dónde colgar el cuadro

Teniendo en cuenta el punto de vista del espectador os recomendamos colgar el cuadro a una altura entre 1,65 y 1,75 cm. Así evitaremos problemas de iluminación al colgarlo más arriba o que quede demasiado cerca de los muebles, el sofá o cualquier otro objeto de esa estancia.

Una vez tengas las dos piezas unidas a tu cuadro por la parte superior trasera y el lugar elegido para exponer tu obra maestra, ya solo te quedará fijar los accesorios que van a la pared.

 

III. Prepara la pared para colgar tu cuadro

Encontrarás los accesorios que van a la pared en otra bolsita de plástico junto a un tubo que contiene un líquido amarillo (nivelador) y dos botecitos como los de la pintura pero con un líquido blanquecino (barniz).

¡Exactamente! Los accesorios que colocaremos en la pared son esas 2 piezas blancas que tienen 3 tachas metálicas cada una (Alcayatas). Ya queda poquito para terminar, estos serán los últimos pasos necesarios:

 

PASO 4 - Señalar la posición de las alcayatas a la pared

Utilizad el metro para marcar con el lápiz los dos puntos en los que se fijarán las alcayatas, midiendo la posición de ambos puntos desde el suelo, así como la distancia entre ellos.

Ahora, clavaremos a la pared una de las alcayatas con la ayuda de un martillo. ¡Atención! Solo una de las alcayatas en uno de los dos puntos marcados anteriormente, de esta forma, estaremos a tiempo de nivelar y corregir la posición de la segunda y última alcayata.

 

PASO 5 - Nivelar la posición de ambas alcayatas

Para asegurarnos de colgar el cuadro totalmente recto, colocaremos la hembrilla del cuadro en la alcayata que ya tenemos fijada a la pared y pondremos el nivelador (tubo con líquido de color amarillo que incluimos en nuestro kit) encima del cuadro pegado a la pared.

Cuando la burbuja del nivelador este entre las dos marcas centrales del nivelador sabremos que el cuadro está totalmente recto. Es el momento de trazar una línea con lápiz marcando el borde superior del cuadro.

 

PASO 6 - Colgar el cuadro

Por último, verificar que la distancia de la pared entre la línea que hemos trazado del borde superior del cuadro al punto donde pondremos la segunda alcayata es la misma que en el cuadro. Sí todo está bien, fijad la segunda alcayata en el punto marcado con la ayuda de un martillo.

Una vez tenemos las dos horquillas fijadas al cuadro y las dos alcayatas fijadas a la pared 100% niveladas, solo nos quedará colgar el cuadro dejando reposar las horquillas triangulares del cuadro, dentro de los dos pitorros que sobresalen de las alcayatas.

¡Listo! Ya tienes tu cuadro perfectamente colgado de forma fácil y rápida sin utilizar el taladro. Si alguna de las marcas a lápiz son visibles descuelga el cuadro, borra las marcas con goma para lápiz y vuelve a colocar el cuadro.

 

¿Cómo colgar un cuadro sin clavos, sin agujeros y sin dañar la pared?

Si no tienes ningún tipo de herramienta en casa o tu casero no te permite hacer ningún tipo de marca o agujeros en las paredes, no te preocupes, tenemos varias soluciones extra para ti.

Actualmente encontrarás en cualquier ferretería tiras adhesivas de doble cara o tiras adhesivas de velcro con las que podrás colgar tus cuadros casi con la misma fiabilidad que otros métodos que implican agujeros en la pared. Eso sí, ten en cuenta que este método no es recomendable para cuadros grandes y pesados.

Por último, queremos compartir una última opción que algunos Pintorescos utilizan, y es que básicamente aprovechan para colocar sus obras de arte encima de baldas y rieles que ya tenían previamente fijados a la pared. De esta manera evitan hacer nuevos agujeros en la pared y decoran exponiendo sus obras maestras de forma súper original.

 

Ahora ya sabes como colgar tus obras maestras con los accesorios que incluimos en nuestros kits de pintura, así que la próxima vez que pintes... ¡No dudes en exponer tu cuadro al mundo!

Si te ha sido de ayuda esta guía déjanoslo saber en los comentarios.

Leave a comment

Please note, comments must be approved before they are published